Publicidad
Publicidad - Gana un Home Cinema con DVD con tubotica y Canalmail
El Poder Psicológico de los Medicamentos

Todos los medicamentos ejercen su función en el organismo a través de lo que se conoce como "mecanismo de acción". Al seguir este proceso, el fármaco después de ser administrado alcanza mediante la circulación sanguínea el sitio "diana", se une a él y tras esta unión se produce el efecto esperado.

No obstante, a pesar de que desde el punto de vista fisiológico y farmacológico todos o casi todos los eventos que ocurren en el organismo tras la administración de un medicamento y que están directamente relacionados con la actividad terapéutica del fármaco han sido estudiados, también sucede que nuestra psiquis responde de manera un tanto singular a la utilización de un medicamento.

Mas allá del mecanismo de acción y de los cambios orgánicos que se producen después de administrar el fármaco, son potencialmente infinitas las respuestas subjetivas que ocurren en la psiquis del paciente. Las ideas de que el medicamento no hace el efecto que debe o que tarda en aparecer, que comparado con otro medicamento no tiene la misma eficacia, que provoca determinado malestar o que hace engordar, son solo algunas razones de una lista practicamente interminable que cada persona puede aludir.

Todo medicamento es capáz de generar además del efecto para el que ha sido diseñado una serie de reacciones llamadas adversas, ante las cuales pueden ser variadas las conductas a seguir. Además de esto no todos los medicamentos responden igual en todas las personas y no todas las personas reaccionan del mismo modo ante un determinado medicamento. Así mismo, cada fármaco tiene indicaciones precisas para ser utilizado y también pueden influir en su eficacia aspectos tales como la alimentación y la administración conjunta de otros medicamentos.

Teniendo en cuenta este análisis y considerando que todos los elementos antes mencionados pueden influir negativamente desde el punto de vista psicológico en la forma en que reaccionamos ante un tratamiento medicamentoso, el único modo de evitar el efecto subjetivo de un medicamento es que el paciente esté totalmente informado sobre el tratamiento que debe seguir.

Dar respuesta a interrogantes como: por qué debo usar el medicamento, qué tiempo tardará en presentarse su efecto, cuales son las reacciones adversas que pueden ocurrir, qué debo hacer si se presentan, por cuanto tiempo debo tomar el medicamento o qué debo hacer si olvido tomar una dosis, por solo citar algunos ejemplos, resulta de vital importancia para no dar lugar a que la subjetividad tome partido y haga fracasar el tratamiento.

Nuestra recomendación es que nunca abandone la consulta médica o la oficina de farmacia sin haber evacuado todas sus dudas e interrogantes sobre el tratamiento que le han indicado. Solo así estará en condiciones de enfrentar y vencer al poder psicológico de los medicamentos.

Lic. Diana García García
La Habana, Cuba

Comité Científico Mundo tubotica®


Editoriales: