Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Cuperosis III volver

Imprimir Enviar a un amigo

cremas Hidrantantes y Nutritivas


Esto es imprescindible en estos casos. La piel con cuperosis por su naturaleza es fina y ligeramente seca, pero no obstante existen casos de piel mixta donde la zona T del rostro es grasa, por ello el balance hidrolipídico de la crema hidratante ha de compensar la falta de lípidos de la piel, no por ser cuperósica ha de ser obligatoriamente seca.

En el mercado, y en las farmacias en especial, hay emulsiones para todo tipo de piel con principios activos que mejoran la microcirculación con propiedades venotónicas como el Ruscus aculeatus y otros calmantes como el alfa bisabolol, la avena y el meliloto. La función primordial de la crema hidratante es hidratar las capas más externas de la piel para protegerla de las agresiones externas y los cambios de temperatura..

Es importante emplear diaria e imperativamente una crema hidratante y protectora para la piel que evite la sequedad y forme un escudo frente a las agresiones externas.

Son muy recomendables los productos que estimulan la circulación sanguínea, ya que evitan la dilatación de los vasos capilares, refuerzan las paredes y reducen las rojeces.

La piel con cuperosis ha de estar muy atenta al envejecimiento prematuro, ya que su extrema fragilidad y su natural desequilibrio, les impide defenderse y protegerse de la sequedad y, por tanto, de! envejecimiento producido por el medio ambiente.

Uso de Maquillajes

Aunque a en la mayoría de los casos parezca una tonteria, en el caso de la piel que padece cuperosis, es MUY recomendable de un buen maquillaje con alto poder cubriente que haga de escudo frente a las agresiones externas, a veces lo que se pretende es cubrir la zona enrojecida, entonces es cuando se recurre a bases de maquillajes que sean ligeramente verdosos, ya que el verde es el color opuesto al rojo y es en el esquema de difracción de la luz blanca, en donde se demuestra que para ocultar el color rojo es necesario sobreponer uno verde, que lo neutraliza y cuyo resultado es una tez más blanca y uniforme.

Los maquillajes, no van a tratar la cuperosis desde el punto de vista terapéutico, pero están formulados con pigmentos minerales que cubren bien las zonas enrojecidas y evitan que se vean, otorgando al rostro un tono más uniforme. Son los llamados correctores de tono que se presentan como maquillaje compacto o barra/stick, son de fácil aplicación, debajo del maquillaje y bien difuminados.

Deben apliarse en dosis ínfimas, justo en los sitios a camuflar, con los dedos o con una esponja mediante ligeras presiones, difuminando hasta que se funda con la piel. Más apropiadas para la luz diurna, por la noche deben sustituirse por correctores más lilas o azulados, que resultan más suaves para la luz artificial.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda