Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


La Dermatitis Atópica I volver

Imprimir Enviar a un amigo

En la piel, al igual que en los demás tejidos del organismo, el agua constituye un porcentaje muy elevado de su composición.

La piel contiene entre el 18%-20% del agua total del organismo, siendo éste uno de los mayores reservorios acuosos del organismo.

Etiopatogenia de La Dermatitis Atópica

El término atopia fue introducido hace años para designar a un grupo de pacientes con historia personal o familiar de hipersensibilidad de la piel y mucosas (fiebre del heno, asma y eccema) frente a sustancias ambientales, asociado a un aumento de la IgE y/o alteraciones no específicas en la reactividad. la dermatitis o eccema atópico es la manifestación cutánea de la atopia consistente en una alteración inflamatoria de la piel, caracterizada por erupciones cutáneas eccematosas, recidivantes pruriginosas con afectación preferentemente flexural simétrica. Inicio en la infancia. Su incidencia estaría entre 7-24/11.000 habitantes.

La dermatits atópica es un síndrome de carácter crónico recidivante de carácter inflamatorio con predisposición hereditaria y, caracterizada por la presencia de sequedad en la piel y prurito que pude aparecer a cualquier edad pero, normalmente, en un 60% de los casos aparece en el primer año de vida, aunque algunas veces se prolonga durante largo tiempo; suele curar durante la adolescencia y en raras ocasiones dura toda la vida.

La dermatitis atópica es relativamente frecuente, no contagiosa y benigna.

El eccema atópico no es una enfermedad grave pero puede perturbar la vida cotidiana del enfermo y muy especialmente la de los bebés y niños atópicos.

Ante un brote de eccema atópico se debe acudir al médico para que instaure el tratamiento adecuado.

En los bebés la DA se localiza habitualmente sobre la cara y cuero cabelludo y se disemina hacia el tronco y las extremidades. En la foto se puede apreciar la afectación facial de la fase del lactante.

La etiología es poco clara y multifactorial. Se le asocia un componente alérgico y a enfermedades tales como el asma y la rinitis alérgica. La alteración de la función inmune desempeña un papel importante en la etiología de la DA así como la influencia de determinados factores agravantes de la patología que se describen en esta sección.

Fases Evolutivas

Las manifestaciones clínicas varian con la edad y se modifican continuamente:

Lactante o primera infancia (De 2 meses a 2 años)

Las mejillas enrojecidas es el primer signo característico de la dermatitis atópica. Se caracteriza por eccema exudativo, eritema y descamación. Afecta las mejillas, cara (triángulo nasolabial), tórax, miembros cara externa, pabellones auriculares, cuero cabelludo, dorso manos y pies. Suele respetar la zona del pañal.
Todas estas zonas enrojecidas pican, manteniendo al niño intranquilo.

Infantil (2-12 años)

Prurito, eccema seco, liquenificación. Afecta flexuras antecubitales y poplíteas, La piel afectada es, a esta edad, la de los codos, rodillas, muñecas, tobillos, cuello, nuca, manos, tronco y labios (queilitis).
La piel esta menos roja, menos inflamada pero más gruesa, áspera y con tendencia a descamarse. En la cara se afectan los párpados y la zona de alrededor de los ojos. El picor es muy intenso provocando un rascado reiterado, que les impide incluso dormir bien, por lo que los niños se sienten nerviosos y con falta de sueño.
Dermatitis plantar juvenil.

Adolescentes y adultos

Fase del adolescente y del adulto. De los 12 años en adelante. Raro después de los 30 años (sólo un 2% tiene más de 45 años). liquenificación en forma de placa (sequedad y engrosamiento). Afecta la nuca, cara, caras laterales de cuello, flexuras de miembros, codos, muñecas, nuca, dorso de las manos y la parte superior del tronco. Aparición de lesiones de dishidrosis y prurigo.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda