Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Ajuste del Tratamiento Insulínico I volver

Imprimir Enviar a un amigo

Cuando los niveles de glucemia se encuentran fuera de los deseados, debe ajustarse la dosis basal de insulina.

No se deben realizar estos ajustes durante una enfermedad o situación de estrés (en este caso, se añadirán suplementos de insulina).

Los ajustes de insulina deben hacerse mediante disminuciones o aumentos del 10% de la dosis correspondiente (sin sobrepasar 3 unidades por cambio), debiendo esperar 2-3 días antes de efectuar nuevos cambios.

Como norma general, debe variarse una sola dosis de insulina por día.

El control de la diabetes comenzará por normalizar el nivel de glucemia en ayunas, modificando la insulina intermedia de la tarde. una vez conseguido esto, se deberá ajustar progresivamente el resto de las insulinas, comenzando por la insulina regular de la mañana.

Pauta A
Insulina Rápida e Intermedia antes del desayuno y merienda


Ante una Hiperglucemia

1. Si la glucemia en ayunas es mayor de 140 mg/dl. durante dos días seguidos, hay que aumentar la dosis de insulina intermedia de la tarde.
No obstante, antes de hacer estos cambios, hay que demostrar que el nivel de glucemia entre las 2 y 4 de la madrugada no es inferior a 70 mg/dl.

2. Si la glucemia una o dos horas después del desayuno es mayor de 180 mg/dl. y, si la glucemia antes de la comida es mayor de 140 mg/dl. durante dos días consecutivos, se debe aumentar la insulina rápida de la mañana.

3. Si la glucemia, una o dos horas después del desayuno, es mayor de 180 mg/dl. pero, antes de la comida es menor de 110 mg/dl., hay que hacer modificaciones de la dieta o el ejercicio siguiendo las indicaciones médicas.

4. Si la glucemia, una o dos horas después de la comida, es mayor de 180 mg/dl. o si antes de la merienda es mayor de 140 mg/dl. durante dos días consecutivos, se debe aumentar la insulina intermedia de la mañana.

5. Si la glucemia, antes de la cena, es mayor de 140 mg/dl. o, la de dos horas después de cenar, es mayor de 180 mg/dl., durante dos días consecutivos, se debe aumentar la insulina rápida de la mañana.

6. Si la glucemia, dos horas después de la cena, es mayor de 180 mg/dl., pero a las 12 de la noche es menor de 110 mg/dl., se deberá consultar al médico para hacer las modificaciones oportunas.

Ante una Hipoglucemia

1. Si la glucemia en ayunas es menor de 70 mg/dl. o existe evidencia de hipoglucemia nocturnas, se debe reducir la dosis de insulina retardada de la tarde.

2. Si la glucemia, después del desayuno, es inferior a 60 mg/dl. o si ha existido algún síntoma hipoglucémico, hay que reducir la insulina rápida de la mañana.

3. Si la glucemia, después del desayuno es adecuada y hace hipoglucemia antes de comer, se deberá consultar con el médico.

4. Si la glucemia, después de la comida o antes de la merienda, es menor de 60 mg/dl. o ha habido síntomas hipoglucémicos entre ambas, se debe reducir la insulina intermedia de la mañana.

5. Si la glucemia, antes o después de la cena, es menor de 60 mg/dl., hay que reducir la insulina rápida de la tarde.

6. Si existe sospecha de HIPOGLUCEMIAS NOCTURNAS, se deben hacer controles glucémicos a distintas horas de la noche, durante varias noches, siendo valorados sus resultados por el médico.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda