Publicidad
Publicidad - Servicio de Farmacias de Guardia en España


Tratamiento II volver

Imprimir Enviar a un amigo

Adsorbentes intestinales


Son los fármacos adsorbentes de las toxinas estimulantes de la secreción y agua intestinal Por lo general son medicamentos del tipo OTC, que son muy seguros y biológicamente inertes.

Dentro de este grupo cabe destacar el caolín, el carbón activado, la pectina y el yeso.

Inhibidores de la motilidad intestinal

Estos fármacos se caracterizan por frenar el peristaltismo intestinal e inhibir la secreción de los líquidos intestinales. Nunca deben administrarse en las diarreas provocadas por microorganismos, porque por inhibición del peristaltismo se produciría la absorción de éstos, diseminando la infección.

Se clasifican en anticolinérgicos y opiáceos. Como derivados opiáceos destacan la codeína, la loperamida y el difenoxilato.

Como inconveniente, los derivados opiáceos pueden en provocar efectos secundarios en forma de náuseas, vómitos y, al actuar sobre el sistema nervioso central (SNC), analgesia y somnolencia, pero debido a que se absorben muy poco, no ejercen acción central (por ejemplo, la absorción de la loperamida es inferior a la del difenoxilato).

El difenoxilato es un derivado opiáceo sintético de la petidina. Se utiliza a menudo asociado a fosfato de codeína y a atropina, empleándose entonces una dosis menor.

La loperamida es menos tóxica que el difenoxilato y tiene menor acción sobre el SNC, ya que no atraviesa la barrera hematoencefálica, y se le considera como el fármaco de elección en el tratamiento sintomático de la diarrea aguda. Inhibe la secreción de los líquidos intestinales. Se emplea por vía oral en cápsulas. Los niños pueden medicarse con loperamida si se emplea en dosis recomendadas para ellos (Gotas pediátricas).

Fermentos Lácticos

Tienen interés en el caso de alteraciones de la flora intestinal por el empleo de antibióticos. Reemplazan la flora patógena intestinal por flora bacteriana normal.

Se emplean Bacillus subtilis, Lactobacillus acidophilus y Saccbaromyces boulerdii, aunque su uso suele ser más frecuente en niños.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda