Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Tratamiento de las Dermatomicosis volver

Imprimir Enviar a un amigo

Tratamiento


Para que el tratamiento sea lo más efectivo posible contra las enfermedades fúngicas, el modo de aplicación, la posología y la duración del mismo deben ser escogidos de acuerdo con la localización y la gravedad de la infección.

Los derivados tópicos del azol son los medicamentos de primera elección contra las dermatomicosis, antes que intentar un tratamiento sistémico.

Así por ejemplo los principios activos Clotrimazol y Bifonazol están disponibles en las siguientes presentaciones:

  • Crema
  • Solución
  • Aerosol
  • Polvo

Que satisfacen las necesidades específicas del paciente y son adecuadas para su aplicación durante todo el curso de la infección.

Es especialmente importante iniciar el tratamiento de las dermatomicosis lo antes posible, porque una infección leve puede agravarse rápidamente y extenderse a otros focos de infección, como es el caso del pie de atleta:

Pie de atleta a:

  • Otras partes del pie.
  • Uña del pie (onicomicosis)
  • Ingle (Tinea cruris)
  • Manos (Tinea manuum)

y que son mucho más difíciles de tratar y curar.

El principal problema que tiene el tratamiento de las dermatomicosis, es el abandono del tratamiento por parte del paciente cuando los síntomas cambian a mejor, es por ello que debe de CUMPLIRSE EL TRATAMIENTO en su TOTALIDAD, que por lo general es de 3-4 semanas, para cubrir un ciclo del hongo, y por tanto erradicarlo.

Las dermatomicosis, en función de su gravedad pueden ser tratas de dos formas:

Vía Tópica
Vía Sistémica
Indicaciones Infecciones fúngicas superficiales Infecciones fúngicas severas que afectan a grandes áreas de la piel.
Efectos Adversos Riesgo Bajo

Riesgo alto

Irritaciones leves de la piel Reacciones sistémicas severas

Aun así debemos indicar que no todo el mundo tiene la misma disponibilidad a padecer dermatomicosis, así por ejemplo, los grupos con alto riesgo de padecerlas son:

Pacientes con
Tipo de Población
Endocrinopatías Embarazadas
Inmunodeficiencias Enrojecimiento
Personas mayores Desórdenes héticos
Recién nacidos Receptores de trasplantes
Adicción a drogas TuBotica.Net

Especialidades Farmacéuticas que contienen

Clotrimazol

Antifúngico con acción fungistática, del grupo de los imidazólicos. Actúa alterando la permeabilidad de la membrana fúngica, al inhibir la síntesis de ergosterol. Presenta un amplio espectro antifúngico, incluyendo dermatofitos y levaduras (Candida, etc.). Es activo también frente a Trichomonas vaginalis.

1% Crema 30 g
1% Polvo 30 g
1% Sol. Spray 30 ml
1% Aerosol 30 ml
C.N.
C.N.
C.N.
C.N.
Canesten
725036
966820
725044
--
Clotrimazol Bayvit
657197
665380
665398
--
Fungidermo
945113
--
--
--
Ictan
950196
--
--
952275

Dentro de los tratamientos contra las dermatomicosis, clotrimazol no sólo es capaz de paliar los efectos de los hongos, sino que además consigue eliminarlos. Este fármaco actúa sobre la membrana celular de los hongos e inhibe total o parcialmente la biosíntesis de uno de sus componentes esenciales, el ergosterol. Así, altera la permeabilidad de la membrana y provoca una pérdida de sustancias precursoras esenciales, metabolitos e iones, que matan a los hongos.

Puede encontrarse en tres presentaciones: crema, solución y polvo, de tal forma que tanto el médico, el farmacéutico o la misma persona puede elegir la que más le convenga, según la zona infectada o el momento y el lugar en el que vaya a aplicarse el tratamiento. Cada presentación tiene sus ventajas.
En el caso del polvo, por ejemplo, éste está especialmente indicado para combatir las infecciones en las zonas de sudoración excesiva, ya que absorbe la humedad.

En cualquier caso, el clotrimazol resulta un fungicida efectivo en todas las infecciones cutáneas comunes causadas por ejemplo por Trychophyton spp., Microsporum spp., Epidermophyton floccosum, Candida albicans y Malassezia furfur y erradica de modo rápido y eficaz Corynebacterium minutissimum y otros.

Otras Presentaciones de Clotrimazol

Clotrimazol 10 g + Dipropionato de Betametasona 0,5 g
Acción antiinflamatoria, antialérgica y antimicótica de amplio espectro.
Aplicar 2-3 veces al día en capa fina.
No utilizar en terapia ocular ni en zonas próximas a los ojos.

Crema 30 g
Crema 60 g
C.N.
C.N.
Beta Micoter
992578
651497
Clotrasone
986026
--

Bifonazol

Antifúngico con acción fungistática, del grupo de los imidazólicos. Actúa alterando la permeabilidad de la membrana fúngica, al inhibir la síntesis de ergosterol. Presenta un amplio espectro antifúngico, incluyendo dermatofitos y levaduras (Candida, etc.). Es activo también frente a Trichomonas vaginalis.

1% Crema 20/30* g
1% Gel 20/100 g **
1% Polvo 20 g
1% Solución 30 ml
C.N.
C.N.
C.N.
C.N.
Bifokey
997668
997635
997650
997643
Moldina *
693838
991612
991638
991620
Monostop
998500
--
--
997676
Mycospor **
973487
652610
973511
973495

Fecha última Inserción/Actualización: 15/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda