Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


La Dependencia Alcohólica II volver

Imprimir Enviar a un amigo

¿Qué órganos perjudica el alcohol? ¿Hay un Consumo Seguro?


Cerca del 20% de los dependientes del alcohol son cirróticos. La cantidad diaria necesaria para ello es variable, pero las mujeres son más sensibles. Otros órganos afectados son: sistema nervioso y cerebro, aparato digestivo, páncreas, músculos, sin olvidar el cáncer. El alcohol provoca 20.000 fallecimientos al año en España (un 5% del total), con un 26% de cáncer, un 24,2% de accidentes, un 21,1% de enfermedades digestivas (cirrosis, ulcus) y un 16,1% de enfermedades cardiovasculares.
El alcohol es la cuarta causa causa de mortalidad global, y provoca el 50% de todas las cirrosis, el 30% de los accidentes de tráfico y el 20% de los actos delictivos. El 20% de los accidentes laborales es debido al alcohol, y éstos son 4 veces más frecuentes en alcohólicos.
Otras cosencuencias son inestabilidad laboral, inseguridad económica familiar, marginación social y violencia familiar. Un 27% de abusos a niños y un 25% de violencia doméstica se deben al alcohol. El 80% de los alcohólicos crónicos tienen conflictos familiares graves. El 85% de niños maltratados tienen algún progenitor alcohólico. El 25-50% de los hijos de padres alcohólicos serán alcohólicos.

Aunque es dificil definir un consumo "seguro", los bebedores ligeros o moderados, esto es, hasta 2 ó 3 copas (16-24 g de alcohol) al día, si son mayores de 40 años, no tendrían peligro e incluso sería bueno para su salud. Esto equivale a dos o tres quintos de cerveza diarios o dos o tres vasos de vino (pequeños) al día. En menores de 40 años y personas que no bebían previamente, no se recomienda el consumo de alcohol.

TABLA de Unidades de Etanol o Bebidas (copas)

1 Cerveza (5º) = 200 ml (un quinto o una caña)

1 Vaso de vino (10-12º) = 100 ml (un vaso de vino pequeño)

1 Copa de Jerez (20º) = 50 ml (una copa)

1/2 Whisky o Brandy (40º) = 25 ml (medio whisky)

1 unidad (copa) = 8 g de Etanol.

5. Tratamiento del Alcohol

El tratamiento del alcoholismo es complicado, como el de todas las adicciones. A ello contribuye mucho la falta de colaboración de los pacientes y el desconocimiento del mecanismo fundamental de la adicción, cuyas bases fisiológicas han estado tradicionalmente mezcladas con interpretaciones sociológicas, psicológicas y morales.

Por estas razones, el tratamiento farmacológico del alcoholismo ha estado limitado durante años a las terapias de aversión: sustancias que reaccionan con el alcohol produciendo reacciones desagradables. Últimamente, el mejor conocimiento de las bases neurobioquímicas de la adicción ha reactivado el interés de los investigadores en corregir el ansia por el alcohol; es decir, e! impulso interno mediante el cual la bebida se convierte en objetivo prioritario del comportamiento.

La base bioquímica de la adicción al alcohol es aun más compleja que la de otras drogas de abuso, ya que se ven afectados varios neurotransmisores, como serotonina, dopamina, endorfinas, GABA y ácido glutámico.

Fecha última Inserción/Actualización: 30/04/2017

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda