Publicidad


Etiología volver

Imprimir Enviar a un amigo

Las causas del cuadro epiléptico puede ser de diversa naturaleza:

1. Predisposición genética

En las epilepsias generalizadas es bien conocida la influencia de los antecedentes familiares, pero la ausencia de una herencia mendeliana clara, junto con la aparición de diferentes fenotipos clínicos en una misma familia, dificulta el descubrimiento de los factores genéticos implicados. Por su parte, en la última década se han identificado varios síndromes epilépticos parciales con un claro patrón de herencia.

Se han descrito mutaciones en los genes que codifican canales iónicos, receptores de los neurotransmisores implicados y proteínas celulares que participan en la cascada celular de obtención de energía.

2. Malformaciones congénitas

Cromosomopatías, alteraciones durante el parto, etc.

3. Postraumática

Tras un traumatismo craneoencefálico

4. Infecciosa

Tras procesos de encefalitis, meningitis, etc... Además la infección por T. Gondii podría ser una causa de epilepsia criptogénica. En cualquier caso, no hay que confundirla con las convulsiones febriles.

5. Secundaria

A alteraciones cerebrovasculares, metabólicas, tumores y procesos degenerativos.

6. Abandono del tratamiento antiepiléptico

 

Asimismo, existen factores que podrían desencadenar una crisis:

    • Abuso o abstinencia de alcohol; El consumo crónico de alcohol está ligado a la transmisión gabaérgica, y por tanto interfiere con los mecanismos de inhibición neuronal. El grado de respuesta al alcohol varía en función de la predisposición genética, la concentración de etanol consumida, el estrés, etc.
    • Deprivación o exceso de sueño: En las horas de sueño aumentan las manifestaciones epilépticas, sobre todo en la fase no REM, lo cual ha condicionado que muchos autores utilicen el término de "epilepsia nocturna".
      Por otra parte, la falta de sueño también favorece la aparición de convulsiones y de otros síntomas de la epilepsia. Pero la estrecha relación entre este factor y la epilepsia aún va más lejos, ya que los pacientes epilépticos demuestran múltiples anormalidades en las fases del sueño.
    • Abuso de drogas estimulantes (anfetaminas, cocaína...).
    • Fármacos con actividad sedante, neurolépticos, lidocaína, intoxicación con antidepresivos tricíclicos... pueden desencadenar cuadros convulsivos.
    • Fiebre.
    • Algunos trastornos metabólicos (hipocalcemia, hipoglucemia, hiponatremia, etc.).
    • Crisis hipertensiva.

Finalmente, se especula que una situación de estrés, los estímulos luminosos continuos (ver la TV durante largos periodos de tiempo prolongados, videojuegos, PC, etc.), una dieta no equilibrada y determinadas situaciones hormonales (ciclo menstrual...) pueden producir trastornos convulsivos, aunque no existen evidencias claras.

Es muy frecuente clasificar la epilepsia según su etiología en:

  • Epilepsia Idiopática: se relaciona con la edad y con una predisposición genética.
  • Epilepsia criptogénica: de causa desconocida.
  • Epilepsia sintomática o secundaria: secundaria a traumatismo, daño vascular, infección, etc.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda